SAMUEL BOCANEGRA 2017-12-24T22:25:27+00:00

SAMUEL

BOCANEGRA

Sitio oficial

!!!Únete!!!
Y PUEDER SER EL AMIGO


SOMOS UN MILLÓN DE AMIGOS

POR EL RESPETO A LA DIGNIDAD HUMANA

BIOGRAFÍA

La vida de Samuel Bocanegra… CAMBIO EN UN SEGUNDO.

Era el 21 de noviembre del 2001 cuando el entonces sargento del Ejército comandaba un pelotón de hombres que enfrentaba al frente 47 de los “NARCOS DE LAS FARC” y una de las miles de minas QUIEBRA PATAS” que han cobrado muchas vidas de inocentes y combatientes destrozó una de sus piernas, hecho que no truncó sus sueños.

“Gracias a Dios me pasó a mí y no a ninguno de mis hombres”, fue lo primero que pensó el militar mientras comenzaba para él una nueva vida.

Tuvo la valentía y fuerza para levantarse y seguir luchando por sus ideales, con una razón, hacerle entender al mundo entero que “la discapacidad no es el pretexto, para decir no puedo. cuando hay vida no existen limitaciones para conquistar lo deseado”.

Sin su pierna izquierda, pero “ARROPADO POR DIOS”, el hoy sargento asegura que despertó de la adversidad, para ser testimonio y ejemplo a seguir por medio del deporte.

La muerte muchas veces le tocó a la puerta de su vida durante su carrera como suboficial. Según relata, es algo que se convierte en el pan diario de cada día.

“Me reconstruyeron parte de la cara por culpa de una esquirla que estuvo cerca de hacerme perder un ojo. En la vida militar la experiencia con la muerte es algo con lo que se convive permanentemente”.

Estando internado en el Hospital Militar de Bogotá durante su proceso de recuperación se enteró de la Media Maratón de la capital de la República. Ese momento fue clave para optar que el deporte se convertiría en su nuevo estilo de vida.

Poco tiempo después ya estaba compitiendo. Su primera experiencia fue en el 2004 en una prueba de calle, donde recorrió 10 kilómetros con una prótesis de madera, la cual se le quebró al final de la competencia. Menciona que empezó caminando y terminó trotando, un hecho que le dio un giro de 180 grados a su existencia.

Y ahora lo está consiguiendo paso a paso, pero con seguridad y convicción, al ser el único triatleta con discapacidad de Colombia en medírsele a un Ironman, en el que se recorren 3,8 kilómetros de natación, 180 de bicicleta y 42 de atletismo, o sea, una maratón, como las que ha disputado en el último tiempo.

El deportista que corre con prótesis se puso la meta de llevar un mensaje de superación.

Fue así como obtuvo su título de abogado, estudió en el campo de las ciencias políticas y la filosofía, es docente y además múltiple triunfador en competencias internacionales.

Fue campeón nacional en tiro deportivo y luego se convirtió en un atleta motivador de alta montaña, en las calles, y un amante del deporte, en el que lleva consigo el lema “la discapacidad no existe”.

Retirado del servicio militar en 2003, el padre de Daniela, Soranlly, Alejandro y Karime indica que la vida es como una prueba deportiva, de permanente lucha, y lo que hace tiene que ver con darle esperanza a los seres que también han caído como él.

IRONMAN

El amor por el deporte llevó a Samuel Bocanegra a superar sus medios, para convertirse en un importante ejemplo de superación para miles de personas, debido a que logró ser el primer Ironman colombiano con prótesis, lo que le permite asegurar que las limitaciones solo están en la mente.

Este deportista, sargento del Ejército Nacional, abogado y entrenador personal, a pesar de sus limitaciones físicas, no ha tenido impedimento para participar en importantes eventos deportivos; hoy corre corre con su prótesis, disfrutando de su pasión por la vida y el deporte.

A lo largo de su carrera deportiva, Samuel ha corrido 140km (con prótesis) en Yopal; también ha participado en la vuelta a Colombia en atletismo y para lograrlo tuvo que hacer una maratón diaria durante 10 días.

Además, en el 2016 participó en 4 Ironman ocupando el primer puesto en cada uno de las competencias, lo que le atribuyó el reconocimiento como “Ironman Plata” a nivel mundial.

Todo esto se debe a que Samuel desde pequeño madrugaba a trabajar con su madre en la plaza de mercado, estudiaba y en la noche salía a trotar, por eso; cuando ingresó a la Escuela Militar, mientras sus compañeros descansaban, él prefería salir a trotar.

Sin embargo, a causa del conflicto armado que vive Colombia, en 2001 perdió su pierna izquierda al pisar una mina antipersona, pese a esto, en 2004 se motivó a participar en la media maratón de Bogotá, pensó en caminarla, pero finalmente cruzó la meta trotando, ese día confirmó que continuaría con esta pasión deportiva sin parar.

Por eso, para Samuel de 44 años de edad, la discapacidad no existe, sólo está en la mente, disfruta de sus días “maratónicos” pues es piloto de parapente, entrena todos los días a un grupo de personas que buscan ser Ironman, en el día trabaja como abogado y en las noches es Personal Trainer.

SURAMÉRICA

CORRE

Después de un tiempo, el sargento Samuel Bocanegra decidió salir a correr a través del continente por la paz y a hacer un llamado a todos los países para que tomen conciencia sobre la necesidad de reconstruir Colombia y Sudamérica.

La aventura, que le llamó “Suramérica corre”, consta de 200 etapas en 200 ciudades de ocho países. Y “Paysandú es parte de nuestro recorrido”, comentó Bocanegra a EL TELEGRAFO. Vestido con remera blanca, gorro, short negro y championes, dejaba ver lo que las FARC le habían provocado. Llegó acompañado por Alex Varón, de su equipo, y en la ciudad se encontró con los colombianos residentes.

El itinerario comenzó en Santiago de Chile y pusieron rumbo al sur, donde arribaron a Rancagua, Puerto Montt, para luego pasar por Argentina, adonde conocieron Bariloche y Buenos Aires, entre otras urbes argentinas. Para la etapa número 33 ya estaban en Montevideo, y desde allí fueron a Ciudad del Plata, Libertad, San José, Trinidad y Paysandú. Luego llegaron a Bella Unión por donde abandonaron Uruguay. Desde Brasil se conectaron con Paraguay, y después Bolivia y Perú. Les queda Ecuador y Colombia.

ITINERARIO

“La filosofía de la carrera es correr entre pueblo y pueblo, pero si hay mucha distancia lo que hacemos es hacer una maratón de 42 kilómetros y paramos. Entonces, me recoge el vehículo y me lleva al pueblo. En Argentina, tuvimos que hacer avanzadas de hasta de 400 km en auto. En Colombia haremos etapas de 21 km en 42 días. Ahí no habrá necesidad de subirse a un auto”, aseguró el atleta.

El descanso está planificado para un día a la semana. En la de Libertad a San José, Bocanegra se lesionó, la media que le cubre la zona amputada le “falló” y le provocó “una peladura”. “No podía andar muy bien y prolongamos dos días más de descanso acá en Paysandú, con la comunidad colombiana. Bajo la protección de ellos, vamos a recuperar las fuerzas y energías, y curar la peladura que tengo”, relató.

“A veces hacemos jornadas de diez días sin descanso. Llegamos, vamos al hotel, descansamos, saludamos al gobierno de turno y salimos para la siguiente etapa, y así sucesivamente en cada ciudad”, explicó Bocanegra quien comenzó a correr en 2004, momento en que debido a la pérdida de la pierna había aumentado mucho de peso. Llegó hasta los 110 kg. “Empecé a correr y volví a vivir. Me especialicé en muchas disciplinas, hago triatlón, parapente”.

El éxito de esta iniciativa es fruto de mucho esfuerzo. Bocanegra dijo que al realizar el presupuesto previo, contaban con la colaboración de algunas instituciones, como el Ejército, pero al final todos se echaron para atrás y no consiguieron nada. En un equipo de 15 personas, casi todos, incluida una nutricionista, debieron quedarse en Colombia al momento de la salida del atleta hacia Chile. “La plata no nos daba y aquí venimos con recursos propios. Con la pasión de los colombianos de hacer realidad los sueños. Vamos con lo que nos da el día y demostrando que las cosas se pueden lograr”, aseveró.

En ese aspecto, la alimentación no es la más recomendada para la alta exigencia deportiva. Mucha pizza, pastas, sandwiches y refuerzos. Pero Bocanegra sabe salir adelante, de todos modos. “Estamos rompiendo los mitos, las reglas, las estadísticas, que tanto porcentaje de proteína, que el cereal, que los carbohidratos”, indicó. “Hay días que no podemos desayunar o almorzar”, añadió. Al atleta también lo acompaña Graco, un lazarillo entrenado en búsqueda y rescate, en caso que surja algún “evento que sea difícil” para Bocanegra.

El colombiano también reflexionó acerca del conflicto armado que ha padecido su país durante cinco décadas.

“Hoy me doy cuenta de cómo funciona la guerra, y concluyo que no tiene sentido. Por esa razón, estoy hoy convocado a todos los atletas, amigos y gobiernos para que se unan conmigo a un clamor, a una voz: que Colombia tiene que ser reconstruida, que Sudamérica también. Colombia necesita la paz, una paz con justicia, una verdadera paz. No negociada, ni mentirosa ni engañosa, que restablezca la dignidad del pueblo colombiano”.

DONACIONES

ÚNETE AL EQUIPO

Si desea realizar una donación y ser parte de este gran reto que nos llevara por CHILE – ARGENTINA- URUGUAY – BRASIL – PARAGUAY – BOLIVIA – PERÚ- ECUADOR Y COLOMBIA. 9 Países, 200 ciudades, unidos por la paz mundial. Colombia y Sudamérica tienen que ser reconstruidas, llevamos la iniciativa a todos de iniciar tareas que permitan llegar a la tan anhelada paz.

Enviar un correo a samuelbocanegra@hotmail.com

VIDEOS Y MULTIMEDIA

ÚNETE AL EQUIPO